¿Qué debe tener un hotel para ser considerado de lujo?

Seguramente has escuchado nombrar algunos hoteles que poseen tres, cuatro, cinco e incluso más estrellas; una denominación simbólica que lo destaca por encima de otros, tanto en su diseño, atención, servicios y comodidades que ofrece a sus huéspedes; pero un hotel de lujo no depende solo de esta clasificación, sino de la calidad y cuidado en todos sus detalles.

¿Qué es un hotel de lujo?

Son aquellos hoteles que centran todos sus esfuerzos en brindar una experiencia única para sus clientes. En este tipo de establecimientos, cualquier servicio, producto o capricho de algún huésped se convierte en una necesidad para el personal que labora allí.

Los hoteles de lujo deben cuidar todos y cada uno de los detalles, incluso desde antes que el cliente llegue al hotel. Tan sólo con ingresar en su página web o realizar una llamada; se debe garantizar una experiencia agradable y satisfactoria para ese cliente potencial.

Principales características de un hotel de lujo

En este punto, se presentan algunas de las principales características que debe poseer un hotel para ser considerado de lujo, tales como las siguientes:

  • Acceso a un sistema de planificación, reserva y pago fácil e inteligente.
  • El checkin y checkout debe ser cómodo y discreto para el cliente y sin complicaciones.
  • La habitación debe corresponder exactamente con lo ofrecido; cuidando la categoría, confort, equipamiento, ubicación, cama, en fin todos los aspectos deben estar contemplados.
  • Las habitaciones cuentan con características como: alta calidad del mobiliario, aire fresco, ambiente tranquilo, excelente diseño, perchas, caja fuerte, tv, cafetera, espejo, cama tamaño King. En general todos los elementos deben ser del más alto nivel.
  • El baño debe resaltar con sus accesorios de lujo, amplia bañera, espaciosos, estantes, espejo amplio e iluminado, ventilación. Nunca sobrarán los elementos de calidad y sofisticación en los baños.
  • Atención y servicio inmejorable, proporcionando un trato cercano, amigable y respetuoso. El personal debe estar atento ante cualquier solicitud o requerimiento del huésped.
  • La limpieza y mantenimiento de las áreas verdes debe ser silenciosa y pasar desapercibida.
  • Los restaurantes el hotel deben ofrece excelentes comidas. Contar con estrellas Michelin y brindar servicio a la habitación las 24 horas del día.
  • El hotel debe ofrece todo tipo de actividades que incluyan el entretenimiento, el descanso y relajación. Por ejemplo, spa de alto nivel, piscina, lavandería, gimnasio, cuidado de niños, paseos para las mascotas, entre muchos otros.

Como puedes ver, no es fácil diseñar o mantener un hotel de lujo. Por ello, sus costos son muy superiores a los hoteles regulares. Pero si buscas calidad y confort con toda seguridad los hallarás en uno de estos establecimientos.

Las cuatro dimensiones del lujo

Como debes saber es un aspecto subjetivo de la vida; tal vez lo que para ti pueda parecer lujo para otra persona es una necesidad. Para abordar este tema se deben mencionar las cuatro dimensiones del lujo:

Lujo como marca

Es cuando los individuos consumen determinado producto o servicio por ser considerado exclusivo o de mayor calidad, tanto solo por la marca que lo acompaña. En los hoteles de lujo existen cadenas que son referentes mundiales.

Lujo del producto

Se refiere a las características particulares que pueden hacer de un producto o servicio algo único e inigualable. En el caso de los hoteles, es la decoración, el confort y la elegancia.

Lujo que no es necesidad

Como su nombre lo indica es aquello que se encuentra más allá de una necesidad básica. Para un hotel de lujo son los servicios adicionales que ofrece, entretenimiento, descanso, relajación, compras, entre otros.

Lujo y la pasión personal

Son aquellos servicios o productos que compras por la simple satisfacción personal. En el mundo de los hoteles se relaciona con los spa, paseos para tus mascotas, bodega de vinos, salas de conferencias, joyerías, boutiques, entre otros.